lunes, 10 de noviembre de 2008

¡Paa taa taa!

El pasado 25 de octubre, dia de visita de socios a la finca de La Montañuela, fue para mí un día especial. Hacía exactamente dos años que habíamos comenzado la tarea en la finca, con la llegada de los paquetes de barras y tubos del invernadero, la grava, la hormigonera, los bloques de termoarcilla, las estaquillas y el cordel para el replanteo. Dos años de trabajo de mucha gente para hacer realidad un sueño.
Ese día por fin sentí que ya de verdad estamos en marcha. Aunque ya llevábamos casi dos meses de reparto semanal y mucha comunicación por correo electrónico y teléfono, lo que me hizo sentir que se cerraba el círculo fue vuestra visita. La incertidumbre y el estrés de meses y el peso de la responsabilidad de hacer verdura para cien familias se aliviaron bastante.

La RESPONSABILIDAD COMPARTIDA se convirtió para mí en algo más que los compromisos que nos unen, fue una sensación de caminar juntos, de formar parte de un gran grupo. Y creo que más que por la colaboración en la comida, con los niños y recogiendo las patatas, fue por vuestra misma presencia, por conoceros, por vuestra actitud. Gracias a todas las personas que vinisteis.

¡paa - taa - ta!

Mañana es San Martín. Fecha tradicional de matanza del cerdo casero, fiesta en muchos pueblos… como en Zamudio, por ejemplo, donde hay feria. Y por aquí, tiempo de sembrar ajos: "Ajín, ajín, ¿por qué eres tan ruin? …-porque no me sembraste por San Martín-". Pero ha llovido tanto que la tierra está demasiado húmeda para trabajarla. Si no cae más en unos días, sembraremos los ajos. Y las habas y los guisantes.
Algunos ya hay sembrados en el invernadero, pero la mayoría crecerán al aire libre.
Ya casi hemos terminado de aislar el tejado del almacén por dentro. La parte donde guardamos las calabazas, los ajos y las cebollas. Para ello estamos usando lana, del rebaño del pueblo. Cruda, tal como sale del esquileo, pero embadurnada en bórax para evitar que se la coma la polilla. Y ya tenemos fregadera en el cuarto de envasado.

Otra cosa: seguramente el sentido que tiene recibir la caja de verduras ecológicas es distinto para cada cual: dieta rica en verduras, comer sin pesticidas, colaborar con el desarrollo rural, comer alimentos locales, amistad, una mezcla de razones… Para algunos también está el modelo de agricultura, de producción de alimentos. Qué modelo económico, cultural y de relaciones humanas apoyamos al hacer la compra, al alimentarnos. Queramos o no, seamos conscientes de ello o no, hacemos política al comprar alimentos. En este mundo globalizado es difícil saber qué hay detrás de nuestro plato de comida, salvo en relaciones tan directas como la nuestra.

El director de cine Erwin Wagenhofer se hacía esta misma pregunta:
"… habíamos planeado hacer un documental detallado sobre los mercados de Viena. Cuado se trató de escribir el guión o hacer el tratamiento para este filme, recorría de arriba para abajo los mercados de la ciudad y pensé: ¿Qué tienen los mercados que es tan interesante? Y la única cosa que a mí me interesaba eran los productos. ¿De dónde viene todo esto? La idea original era empezar en el mercado más famoso de Viena el Naschmarkt, y ver detrás de escena. De donde provenían las cosas, ¿de dónde venían los tomates y todos los demás productos? Y empezamos de hecho, con los tomates. Hicimos nuestra investigación y fue como terminamos en España..." (1)
Pero esto fue sólo el principio de un gran viaje que ha culminado en la película documental "Nosotros alimentamos al mundo". Acaba de estrenarse en las salas de cine. A Eider la dejó muy emocionada y me la dio a conocer apasionadamente.

La revista de internet Positive News (Noticias positivas) publica acerca de este filme: "…no debería distraer nuestra atención del hecho de que tenemos un creciente problema de espacio y comida, especialmente por la pérdida de tierras para la agricultura debido a la desertificación, también causada por la industria, el cambio climático y el crecimiento de la población. Pero el problema de hoy en día radica en la inequidad, patrones de producción disfuncional y sistemas de distribución, el sobreconsumo, una gran injusticia, regulaciones sobre comercio internacional injustas y subvenciones.
Nosotros Alimentamos al Mundo nos adentra en esto".

(1) Aquí podéis leer la entrevista completa al director de la película, de la que hemos extraído esta cita.
Saludos

No hay comentarios: